SMART CRITIQUES. STUPID CREATES

Cada cultura tiene sus costumbres, creencias y cierta moral que las define.

El mundo de la moda es una cultura en sí la cuál no comprende límites, expone extremos, busca la provocación, es controversial en sí misma y desafía a todo aquel que la mire.

A lo largo de la historia las gráficas publicitarias han sido prohibidas por distintos países, desatando la polémica, poniendo en duda «qué es lo bueno y qué es lo malo», hasta que punto se puede mostrar y que sucede cuando cruzas esa delgada línea de la ofensa, el mensaje equivocado.

Ningún mensaje es el equivocado: cuando de provocar se trata, cuando de vender hablamos, en el mundo de la moda todo vale.

YVES SAINT LAURENT

Este anuncio del perfume Opium muestra a la modelo Sophie Dahl, blanca cómo la misma leche, jugando con el contraste de su cabello del fondo donde está tendida con una pose sugerente. Se convirtió en uno los anuncios más criticados por el alto contenido sexual y se prohibió en las carteleras del Reino Unido.

Steven Meisel creó su propia versión de la pintura Breakfast on the Lawn (1863) de Manet una foto muy polémica para YSL.  El lienzo representa dos hombre y una mujer vestidos reducidos a un estado laical. Meisel prefirió hacerlo a su manera y fotografiar vestida a Kate Moss en compañía de dos jóvenes desnudos. El anuncio fue prohibido en Canadá.

GUCCI

Rozando los bordes de la prohibición, ambos anuncios levantaron la polémica: el primero por la pose seductora de Carmen Kass, bajando su ropa interior y dejando ver el logo de la marca depilado en su pubis ante la mirada de su contraparte masculina. El segundo fue criticado por la British Advertising Standards Authority considerándolo como una violación a la dignidad femenina.

CALVIN KLEIN

Si por algo se caracteriza esta marca es por el minimalismo, la vuelta a lo básico, la gente joven y la provocación que ellos emanan. Sus campañas no son ajenas a esta filosofía y más de uno de sus ads ha sido prohibido o criticado hasta más no poder por exhibir cuerpos semidesnudos, hombres y mujeres en actitud provocativa y «altamente sexual».

Bruce Weber, famoso por sus retratos de desnudos, realizó anuncios en blanco y negro para Calvin Klein que la revista Vanity Fair  se rehusó a publicar por creer que las fotos eran un insulto a sus lectores.

En la Primavera de 2009 la marca presentó su nueva colección con un spot rodado bajo la dirección de Steven Meisel, el cuál tuvo que ser reeditado para Estados Unidos ya que su contenido no se consideraba apropiado para mostrarlo en televisión sin embargo en Europa se pudo ver tal cómo es. El anuncio sin censurar aquí.

TOM FORD

Los anuncios de gafas y del perfume de Tom Ford fueron prohibidos por el Instituto Italiano de Publicidad (IAA) por su «carácter explícito y provocativo», y porque «va más allá de los límites aceptables para la publicidad dirigida al público en general.» En Estados Unidos la queja también se hizo eco proclamando que los anuncios «eran sexualmente explícitos».

DIESEL

Grupos feministas estadounidenses se escandalizaron con esta campaña, alegaron que los carteles promovían el sexismo y fueron a la televisión para pedir que el público dejara de comprar los productos de la marca.

Este año, con su última campaña «BE STUPID», nuevamente Diesel vuelve estar en el ojo de la tormenta, escandalizando a las asociaciones de publicidad del mundo y denunciandolos como «ofensivos, no aptos para niños y por alentar un comportamiento antisocial» (Advertising Standards Authority, ASA)

Diesel respondió que los anuncios estaban destinados a mostrar la feminidad de una manera diferente, única.

Se dijo en un comunicado que «los carteles retrataran  una imagen muy fuerte e inesperada de la feminidad, alineándola con temas típicamente masculinos, como el león y el comportamiento seguro en combinación con el uso del texto, que ninguno mostró desnudez «más allá de las cantidades habituales que se muestra en traje de baño, ropa deportiva o los anuncios de ropa interior.»

Mientras que la ASA admitió que los carteles no muestran ninguna desnudez frontal completa decidió que contenían connotaciones sexuales y que no podían ser vistos por niños.

Sobre el anuncio de la cámara de vigilancia: «Consideramos que la imagen retratada es una acción de provocación social que podría ser atractiva para los consumidores más jóvenes que estén interesados en la gama de moda joven y vanguardista y que podría fomentar comportamientos anti-sociales o irresponsables».

Mientras que del cartel con el león dijo que es «probable que cause grave ofensas a muchos adultos.»

La colección completa de anuncios puede verse aquí, en el Reino Unido ya han sido prohibidos.

Este post podría ser interminable, podría seguir mostrando anuncios de 1970 cómo este prohibido por mostrar el torso desnudo de una mujer, los siempre provocativos de Sisley (el de la vaca y las fashion yonkis), los «degradantes para la mujer» que publicó D&G , la lolita de la marca Lee, la foto con un desnudo frontal dirigida por Tom Ford para YSL o el retrato de una modelo italiana anorexica para No-lita.

Ejemplos sobran y opiniones también.

¿Tienen las campañas de moda tener un límite? ¿Hasta dónde pueden llegar?


You Might Also Like

5 Comments

  • avatar
    Reply Ig julio 5, 2010 at 5:10 am

    Estupidízalos… y harán lo que les hagas creer que quieren hacer.

  • avatar
    Reply preetandpoor julio 5, 2010 at 10:12 pm

    la verdad sk como se lo curran… pero los anuncios solo los ve a quien le interesan! un bsoo

  • avatar
    Reply Cristina julio 6, 2010 at 11:32 am

    ¡Muy interesante! El tema es complicado… Algunos de los anuncios muestran realmente mal gusto, pero sin más. Aunque en principio los límites están para traspasarlos, yo sí creo que hay que tener cierta autocensura para no «faltar al respeto», no tanto en tema sexuales como de otra índole.

    Ninguno querríamos ver un anuncio racista, por ejemplo, y sí es cierto que pasamos anuncios claramente machistas. Aunque lo que para algunos es una violación a la dignidad femenina (el anuncio de Gucci), para otros no lo es.

  • avatar
    Reply BoticaPop julio 10, 2010 at 3:37 am

    tres palabras: el sexo vende.

    si bien ninguno me parece especialmente interesante, hago una excepcion con el del vello en forma de logo de gucci. finalmente, es icónico de una época en la cual los logos estaban por todas partes, de modo que ese anuncio en particular se vuelve un documento histórico. suena demasiado grande, pero creo que no es exagerado afirmarlo.

  • avatar
    Reply Joana JBL julio 19, 2010 at 8:00 pm

    Todos sugerentes, explícitos y provocativos… han cambiado los tiempos…no se qué puede ocurrir con el tanto sobreestímulo sexual que hay en las series, anuncios, TV. Debe tener una explicación sociológica que me encantaría escuchar!

  • Leave a Reply

    cinco × 5 =